Tipos de suelo para sistema radiante

La elección del tipo de suelo adecuado para un sistema de aerotermia como nuestro Aquarea de Panasonic es crucial para asegurar el rendimiento óptimo de este sistema. En este post exploraremos los diferentes tipos de suelos que son compatibles con sistemas de calefacción radiante, así como las ventajas e inconvenientes de cada uno.

1. Suelos de hormigón:

Ventajas:

Excelente conductividad térmica: Los suelos de losa de hormigón son ideales para sistemas de calefacción radiante porque tienen una alta capacidad para conducir el calor, lo que significa que se calientan y enfrían de manera uniforme.
Durabilidad: El hormigón es un material robusto y duradero, lo que garantiza una larga vida útil para el sistema de calefacción.

Inconvenientes:

Tiempo de calentamiento: Pueden requerir un tiempo prolongado para alcanzar la temperatura deseada debido a su alta densidad térmica.
Costos de instalación: La instalación de suelos de losa de hormigón puede ser costosa debido a la necesidad de trabajo especializado.

2. Suelos de madera:

Ventajas:

Agradable sensación térmica: Los suelos de madera ofrecen una sensación cálida al tacto, lo que los hace atractivos para calefacción radiante en términos de comodidad.
Cuanto más densas y delgadas son los paneles del suelo, mejor conducen el calor y, en general, son más adecuadas para su uso con calefacción por suelo radiante.
Rápido tiempo de respuesta: La madera se calienta y enfría más rápidamente que el hormigón, lo que permite un control más eficiente de la temperatura.

Inconvenientes:

Sensibilidad a la humedad: La madera es susceptible a la expansión y contracción con cambios de humedad, lo que puede requerir un cuidado adicional para evitar daños.
Requiere aislamiento: Es necesario instalar una capa de aislamiento adecuada debajo de los suelos de madera para evitar pérdidas de calor.

3. Suelos cerámicos o de piedra:

Son pavimentos recomendados por su alta conductividad térmica, quiere decir que el calor se transfiere rápidamente a través de toda la superficie. Por otro lado, son materiales que son capaces de mantener la temperatura durante mucho tiempo

Ventajas:

Buena conductividad térmica: Son pavimentos recomendados por su alta conductividad térmica, quiere decir que el calor se transfiere rápidamente a través de toda la superficie. Por otro lado, son materiales que son capaces de mantener la temperatura durante mucho tiempo. Aguantan muy bien el calor alcanzando hasta 29 grados o más.
Durabilidad: Son resistentes al desgaste y fáciles de mantener, lo que los hace ideales para áreas de alto tráfico.

Inconvenientes:

Sensación fría al tacto: Aunque se calientan eficazmente, estos suelos pueden sentirse fríos al tacto en comparación con otros materiales.
Mayor costo inicial: Los materiales cerámicos o de piedra tienden a ser más caros en comparación con otros suelos.

4. Suelos flotantes o laminados:

Ventajas:

Fácil instalación: Estos suelos son más fáciles de instalar que otros tipos, lo que puede reducir los costos laborales.
Aislante térmico: Algunos suelos flotantes incorporan capas aislantes que mejoran la eficiencia energética.

Inconvenientes:

Baja conductividad térmica: Aunque funcionan con sistemas radiantes, su conductividad térmica puede ser inferior, lo que puede afectar la eficiencia.
Sensibilidad a la humedad: Al igual que los suelos de madera, estos suelos pueden ser sensibles a la humedad.

5. Suelos de vinilo:

Ventajas:

Buen conductor: El vinilo se calienta y se enfría rápidamente
Restricción de temperatura: Los suelos en vinilo están sujetos a una restricción de temperatura a 27 °C, lo que limita la producción de calor, por lo que no se recomiendan en áreas con grandes pérdidas térmicas.

En conclusión, la elección del tipo de suelo para un sistema de calefacción radiante depende de varios factores, como la preferencia personal, el presupuesto y la ubicación. Cada tipo de suelo tiene sus propias ventajas e inconvenientes, por lo que es importante considerar cuidadosamente cuál se adapta mejor a tus necesidades.

En nuestro caso elegimos un suelo laminado de la marca Faus que era apto para suelo radiante y que junto con nuestra aerotermia Aquarea de Panasonic hacen un tándem perfecto.
La calidez que nos aporta este suelo fue clave para decidirnos por el en lugar de un suelo porcelanico.

Nuestra experiencia es muy buena y no hemos tenido problema alguno.

Contamos con una base aislante para suelo radiante la cual tiene una resistencia térmica de 0.04 m2 K/W.
También sirve como aislante acústico, resistiendo así ondas sonoras de hasta 19 decibeles.
Estas características no solo ayudan con la distribución de la temperatura, sino que también evitan que el laminado o parquet haga y transmita ruidos excesivos.

Si tienes cualquier duda no dudes en escribirnme en los comentarios.

Más
artículos

Suscribirse
Notifícame
guest

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios